Parroquias de Gijón

Cabueñes, más allá del hospital y la Laboral

Las dos construcciones lapidaron en los años 40 las mejores tierras de cultivo y cambiaron la historia de una parroquia de manzana y tabaco

NOTICIA DE AIDA COLLADO03/02/2011
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Cabueñes, más allá del hospital y la Laboral

Ana María García, Pepe Rodríguez Álvarez, Joaquín Fernández García, Amalia Blasco y Joaquín Fernández (hijo) pasean por Cabueñes. :: PALOMA UCHA

Para ellos, es fácil dejarse llevar y recordar aquel Cabueñes en el que todo, «hasta donde llegaba la vista, eren pumaraes. Es más, del cemeteriu para allá ya no había caminos; sólo fincas».

Los vecinos más veteranos de la parroquia conocieron todos los recovecos de esas tierras, cuyas zonas más fértiles yacen ahora bajo las dos grandes construcciones que cambiaron su historia en los años 40: la Universidad Laboral -auspiciada por el orfanato minero- y la que entonces fuese Residencia Sanitaria José Gómez Sabugo -centro de hospitalización para los alumnos- y, ahora, Hospital de Cabueñes.

A aquellos tiempos, a aquellas obras se remonta la más insistente lucha de los vecinos con la administración del Estado, para evitar que les quitasen «las mejores tierras de cultivo de Cabueñes». Las protestas se sucedieron en unos años en los que el movimiento vecinal era peligroso. Para quienes lo ejercían, claro. El régimen trataba de deshacerse de las quejas como de un molesto ataque de tos. Y casi siempre lo conseguía.

Un día, a los vecinos les llegó una carta del Ayuntamiento que no hablaba de expropiación. Pero les ofrecía 6.000 pesetas por cada día de buey de sus pastos y arboledas. ¿Cómo reaccionaron? Muchos de ellos, tridente y palos en mano, se reunieron en la zona de la Pecuaria, para evitar que los topógrafos midieran el terreno. La Guardia Civil estaba presente, pero no intervino. A quienes aguantaron sin vender, les ofrecieron más tarde 35.000 pesetas por día de buey. Aunque la mayoría nunca llegaba a percibir esa cantidad, «porque éramos llevadores», colonos, sin derechos de propiedad sobre la tierra que cultivaban.

El parque y El Mancu
A Joaquín Fernández García, Joaco o Xuacu, depende del momento, le quitaron una finca de seis días de buey, «donde ahora está el Parque Tecnológico. Y, como era llevador, me pagaron sólo 5.000 pesetas por día de buey».

Su familia es la propietaria de El Mancu, uno de los merenderos con más solera de la parroquia, que lleva por nombre el apodo de su difunto padre. En estos momentos, lo tienen alquilado; pero, hace ya muchos años, cuando por fin se hicieron con su propiedad, la antigua dueña «nos dijo que la familia de El Mancu habían sido los llevadores de esas tierras desde el año 1600». Por eso no piensan deshacerse de él. Ahora, el plan de Cabueñes «nos coge gran parte de la finca. Pero nos queda el merenderu y la casa donde nací».

En los años 40, explica Joaquín, «la primera opción de la administración era la de coger más terreno aún, hasta donde ahora está el Llagar de Cabueñes y las escuelas. Pero por aquella zona ya había muchos propietarios particulares y no se logró». 

Pepe Rodríguez Álvarez también es un experto en estos dimes y diretes. Él mismo fue durante décadas el propietario de una finca, pegada al hospital, afectada como reserva sanitaria durante 42 años. Hace año y medio se la compró una empresa gallega, que hizo muchas operaciones similares por la zona.

La vida les ha enseñado, señala Joaquín Fernández (hijo), que «no se puede negar uno a la evolución. Cuando nosotros nacimos sólo había caseríes. Luego, la gente vino e hizo chalés, el camping... Es la evolución. Ahora quieren hacer pisos y nosotros no protestamos, pero ellos sí. ¿Que te fastidia? ¡También a mí, que antes iba a cazar a lo que ahora es el camping!».

Casi nada queda ya del Cabueñes que exportaba sidra y manzana al concejo vecino de Villaviciosa. «En La Guía y en Les Ranes había cuadras para que las vacas descansaran, comieran y durmieran», cuentan Pepe y Xuacu. Este último aún recuerda cómo su madre «bajaba en xarré a Gijón para vender en la plaza manzanas, figos y leche... Donde ahora está el Bankunión, también había cuadras para dejar el caballo».

Charcos llenos de ranas
No era la única actividad del pueblo: «En el Alto Cabueñes había un barro muy bueno para las tejeras, que trabajaban a mano. Hacían grandes charcos, para tener agua para amasar en verano, y se llenaban de ranas, que cada noche nos daban un concierto». 

En aquellos tiempos, la carretera general estaba empedrada desde La Guía hasta El Mancu y, a partir de ahí, ya no había firme, sólo grijo. «En el cruce de El Infanzón había un letrero: 'Automovilistas, pensad en los niños'. ¡Pero apenas había coches!». Los vecinos se relacionaban mucho más que ahora, entre otras razones, por aquellos largos paseos hasta Villamanín para coger el tranvía.

En la parroquia siempre se cultivó tabaco. De hecho, muchos pudieron sobrevivir los difíciles años de posguerra gracias al estraperlo, escapando a los controles al hacer dos cortes a cada plantas.

Aún así, había tiempo para divertirse. El primer chigre que Joaquín y Pepe recuerdan en su parroquia es Casa Ataúlfo, reconvertido hoy a Casa Cardi. Casa Mena -más tarde, El Pinal 2- y Casa Tano aún permanecen abiertos en la memoria colectiva de Cabueñes. 

«Allí se formaron una cantidad de parejas terrible. Luego, donde estaba Casa Tano, hicimos un campo de fútbol, donde jugaba el Cabueñes F. C. Pepe era directivo y se encargaba de la contabilidad: «Tuvimos más de un problema con el cura, que estaba en contra, porque decía que durante los partidos se blasfemaba delante de los niños. Aunque, en cada encuentro, hacía acto de presencia la Guardia Civil».

«De todas formas, éste siempre ha sido un pueblo muy tranquilo, sin mayor problema. Y sigue siéndolo», concluyen.

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios


SUBE AQUI TUS FOTOS FAVORITAS
DE TU BARRIO O PARROQUIA DE GIJON


ATENCION: Si encuentras cualquier problema envíanos un email para ayudarte a subir las fotos

VER TODAS LAS FOTOS



 

Selecciona una categoría para ver los eventos programados

Mapa callejero de Gijón »

Ampliar mapa callejero de Gijón

Selecciona un barrio de Gijón para ver el su mapa callejero ampliado

El Tiempo en Gijon

13-9

Sol