Parroquias de Gijón

Leorio, una parroquia sin iglesia pero con fieles

Los 212 habitantes luchan por conservar la identidad de vecindario que les fue arrebatada durante la Guerra Civil y la represión posterior

NOTICIA DE AIDA COLLADO17/02/2011
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Leorio, una parroquia sin iglesia pero con fieles

Los vecinos Amparo González, Mino Valdés, Marcelino Canal y Luis Álvarez. :: PALOMA UCHA

Sin ahondar mucho más en un tema que aún hoy tratan con prudencia, los vecinos de Leorio cuentan lo mismo que narraban sus padres y abuelos.

Que muchos de ellos se posicionaron políticamente al defender la legalidad vigente en 1936, marcando sin saberlo la historia de una parroquia castigada durante la postguerra hasta poner en jaque su identidad. 

Muestra de ello son algunos de los recuerdos de los más veteranos. «A mi casa vinieron los falangistas, preguntando por un tío mío que era comunista y se había escapado. Nos sacaron de casa, de noche, con una xelada enorme y nos interrogaron. Teníamos acogidos a dos hijos suyos, así que comenzaron a disparar a las varas de hierba. No sé si para asustarnos o para comprobar que no estaban escondidos dentro», rememora José Luis Acebal.

Sea como fuere, muchos vecinos sufrieron las consecuencias de la contienda de un modo más intenso que otros ciudadanos de Gijón. Y esto, junto a la inexistencia de una iglesia parroquial -la de Santa María fue destruida durante la guerra y nunca se reconstruyó-, ha ayudado a que Leorio sea una de las parroquias más desconocidas del concejo. «A raíz de que tiraron la iglesia, Leorio prácticamente desapareció. Nadie lo nombraba para nada. Eclesiásticamente, pasamos a depender de La Pedrera, por eso todos estamos bautizados allí», puntualizan. Y quizá, por eso también, muchos recuerdan con una sonrisa a Don Elías, quien fuera párroco de la parroquia vecina. «Muchas veces, pasaban los republicanos cantando y, cuando ya estaban bien lejos y no había posibilidades de que le oyesen, salía Don Elías dando gritos, pistola en mano».

La razón por la que nunca se reconstruyó la iglesia de Santa María no está del todo clara. Pero todo apunta a una falta de interés por parte del Arzobispado. «El Conde Rodríguez-Sampedro se llevó muchas piedras de la ruina para construir el cementerio y una pequeña capilla de La Pedrera. Debía de ser una de las iglesias más antiguas de Gijón; por eso no entendemos que las administraciones no contemplen ningún tipo de conservación para las ruinas que quedan. Así, el campanario acabará cayendo», advierten.  

Agua de lujo
El caso es que Leorio continúa a día de hoy sumergido en un pseudo anonimato para gran parte de la población, a pesar de acoger algunas de las más conocidas instalaciones deportivas de la ciudad, como la Escuela de Fútbol de Mareo o el Centro Asturiano de La Habana. Y a pesar de que el concejo le deba algún que otro favor. En su barrio más poblado, Llantones, se encuentra el primer manantial que suministró agua a la ciudad. «De hecho, La Fuentona continúa echando agua», advierten. 

Allí vivió el famoso imaginero Luis Fernández de la Vega, del que Jovellanos llegó a decir, maravillado por la perfección de su obra, que era «el mismo Dios o el mismísimo diablo». Otro de sus vecinos ilustres, el maestro Manuel Martínez Blanco, da ahora nombre a un colegio de El Llano. Y el gaitero Alfredo Dámaso, un hombre parco en palabras, viajó a Madrid para tocar ante el rey Alfonso XIII. A su vuelta, los vecinos le preguntaron qué había sido lo mejor del viaje. Él, en voz baja, «contestó que lo que más le había llamado la atención fue que, por la noche, se asomó a la ventana de la pensión donde estaba hospedado y vio que Madrid tenía una luna como la de Llantones».

El ser poco conocida no ha alejado a Leorio de los cambios de la evolución. Ya no se puede jugar a las chapas en la carretera, porque los coches «van como locos. Antes, sí, porque pasaba un coche cada media hora. Salías a jugar a la carretera y sólo tenías que apartarte cuando venía la Línea de Medina».

Buenas hortalizas
Antes de la guerra, la parroquia celebraba las fiestas de San Antonio, Santa Lucía y El Carmen. En la memoria de muy pocos sobreviven aún las procesiones de la Cofradía del Carmen, con su gran pendón. Aunque en Llantones continúan celebrando esta fiesta, en una pequeña capilla, reparada -ésta sí- tras la contienda. Del mismo modo, los bailes al aire libre con organillo y gramola de Casa Lalo (1920) van cayendo en el olvido, tras su cierre en 1945. Como el baile de 'Les tres perrines', que robó su nombre a un refrán: «Tres perrines poco son y a mí poco me gusten; si no me das otres tres, ya no hablo contigo nunca».

Todos ellos pertenecen al tiempo en que la parroquia estaba sembrada de molinos. El Zagalu, Les Moliñeres, La Belga, Payarres, Cabuezo y el de Germán Valdés utilizaban el agua del río Llantones para moler trigo y maíz, «principalmente, para los gochos, pero también para les fariñes y la boroña» que comían los vecinos. En 1842 ya se conocía a la zona como el Mareo de los Molinos, pero su actividad se frenó un siglo más tarde, cuando a raíz de una epidemia los médicos prohibieron a los vecinos comer carne de cerdo.

Leorio siempre ha destacado por la calidad de sus hortalizas, que entonces bajaban a vender al centro de la ciudad. «Lechugas, repollos... ¡De todo! Se trabajaba mucho la huerta. Luego, cada uno, tenía sus vacas para autobastecimiento», explican. Más tarde, fueron pioneros con un centro cultural moderno, construido por los vecinos, que en los años 80 era motivo de envidia para el resto de las parroquias de Gijón. En torno a él, reconstruyen su identidad.

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios


SUBE AQUI TUS FOTOS FAVORITAS
DE TU BARRIO O PARROQUIA DE GIJON


ATENCION: Si encuentras cualquier problema envíanos un email para ayudarte a subir las fotos

VER TODAS LAS FOTOS



 

Selecciona una categoría para ver los eventos programados

Mapa callejero de Gijón »

Ampliar mapa callejero de Gijón

Selecciona un barrio de Gijón para ver el su mapa callejero ampliado

El Tiempo en Gijon

18-14

Llovizna