Asociación de vecinos Atalía

El Natahoyo. El último vestigio industrial

El cierre de los astilleros ha supuesto «una tragedia y una catástrofe» para el barrio. Un nuevo Parque Tecnológico ocupará su lugar

NOTICIA DE JESÚS ESCUDERO23/06/2010
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Natahoyo. El último vestigio industrial

De izquierda a derecha, Alfredo Lorenzo, Álvaro Tuero (presidente), José Juan Gómez, Consuelo Gómez, María Amparo Rodríguez Morán yy Luciano González Álvarez. :: JOAQUÍN PAÑEDA

El Natahoyo es el barrio industrial por excelencia de Gijón. En sus terrenos se instalaron los dos últimos astilleros de la ciudad -Naval Gijón y Juliana- y a mediados del siglo XX había varias fábricas, como la de loza, cuyo recuerdo continúa vivo entre los vecinos a través del nombre de una calle.

El Natahoyo también es cuna de varias figuras importantes del mundo empresarial, como el que fuera presidente de ThyssenKrupp, José Luis Álvarez Margaride, recientemente fallecido. Esta desaparición y la de los dos astilleros ponen el punto final a una etapa en la vida del barrio más industrial del concejo. «El cierre de los astilleros es una tragedia y una catástrofe para El Natahoyo, porque de ellos vivían cientos de personas», asegura el presidente de la asociación de vecinos Atalía, Álvaro Tuero.

Pero como se suele decir, a rey muerto, rey puesto. El Ayuntamiento ha planteado utilizar estos suelos industriales para instalar un nuevo Parque Tecnológico que sustituya en cierta forma la dinamización económica que los dos astilleros tenían sobre el barrio. «No creo que haya dudas de que preferimos un Parque Tecnológico a edificios, ya que dará trabajo a los vecinos», sostiene el presidente de la junta directiva de Atalía.

No obstante, los dirigentes vecinales abogan por que este nuevo complejo científico y tecnológico tenga una disposición abierta y zonas verdes «para que la gente pueda pasear», al tiempo que muestran sus dudas sobre «si se va a rellenar la bahía, porque son muchos miles de metros cuadrados». Por todo ello, los vecinos piden un compromiso municipal del equipo de gobierno para asegurar el destino de estos terrenos industriales liberados. «Tenemos miedo de que vaya pasando el tiempo y se olviden del Parque Tecnológico, y que luego venga un iluminado y diga que esos terrenos se van a destinar para pisos», reconoce Álvaro Tuero.

Ayuda a la gente marginada
Pero la construcción de este Parque Tecnológico todavía queda lejos y los vecinos de El Natahoyo tienen que afrontar otra situación conflictiva: la instalación del Albergue Covadonga, Proyecto Hombre y Calor y Café en el antiguo solar de la Suzuki. Esta decisión municipal ha dividido al barrio en dos bandos: los que se oponen alegando la cercanía de varios colegios, posición encarnada por la plataforma ciudadana Villa de Ataulio, y los que la defienden, como es el caso de la asociación de vecinos Atalía. «No estamos de acuerdo con ese alarmismo. Hay que ayudar a la gente marginada», señalan los dirigentes vecinales.

El colectivo vecinal Atalía recuerda que los lugares en los que se construyen estos edificios «los elige el Ayuntamiento, no las asociaciones». Asimismo, subrayan que El Natahoyo ya cuenta con otras dos instituciones de ayuda a personas alcohólicas «y nunca pasó nada». Por último, desvelan que la asociación pidió a la Policía un informe de la delincuencia registrada en la antigua ubicación del Albergue Covadonga y Proyecto Hombre, sin que hubiera ningún caso. «Se está mintiendo. Que no saquen a colación el tema de los niños, sino que sean valientes y digan que no quieren el edificio frente a sus casas», sentencia Álvaro Tuero.

El líder vecinal de El Natahoyo acusa a estos mismos vecinos de no manifestarse en contra de una discoteca situada frente a la Fundación Revillagigedo y en la que la Policía ya ha tenido que intervenir en varias ocasiones. «Cuando se abrió esta discoteca nadie se movilizó y también está al lado de colegios y del Hogar de San José. Y los que van están de fiesta hasta el mediodía. Eso sí que es una vergüenza», censuran los dirigentes vecinales.

«Poco más se puede pedir»
Aparte de estas tensiones vecinales, El Natahoyo ha sufrido este año una gran transformación como consecuencia de las numerosas obras que se han llevado a cabo en el parque Atalía y las calles Camino del Cortijo, Lealtad, Pablo Neruda y Ceriñola, además de otros pequeños arreglos en parques y zonas verdes. «Siempre hay que estar pidiendo, pero poco podemos pedir ya. No tenemos ninguna queja de cómo nos trata el Ayuntamiento», concluye Álvaro Tuero.
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios


SUBE AQUI TUS FOTOS FAVORITAS
DE TU BARRIO O PARROQUIA DE GIJON


ATENCION: Si encuentras cualquier problema envíanos un email para ayudarte a subir las fotos

VER TODAS LAS FOTOS



 

Selecciona una categoría para ver los eventos programados

Mapa callejero de Gijón »

Ampliar mapa callejero de Gijón

Selecciona un barrio de Gijón para ver el su mapa callejero ampliado

El Tiempo en Gijon

18-14

Chubascos