Asociación de vecinos de San Andrés de los Tacones

Pendientes de la ZALIA

Los vecinos de San Andrés rechazan la implantación del polígono al considerar que supondría «la desaparición del 80% de la parroquia»

NOTICIA DE JESÚS ESCUDERO08/04/2010
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Pendientes de la ZALIA

De izquierda a derecha, detrás, Amparo Labayos, Eusebio Ortega, Genaro Joglar, Jesús Fernández, Encarnita Cuervo y César Alonso. Delante, Mari Luz Álvarez, María Ángeles Muñiz, María Lastra, Francisco Javier Simón y María del Carmen Rivas. :: BILBAO

Desde hace cinco años, los vecinos de San Andrés de los Tacones sólo tienen una preocupación: la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA). La futura construcción de este polígono industrial de cuatro millones de metros cuadrados ha alterado de manera considerable la vida tranquila y pausada de los residentes de la parroquia.

Desde un primer momento, los vecinos de San Andrés se han opuesto a la implantación de la ZALIA a través de denuncias en la Unión Europea y recursos contencioso-administrativos al considerar que supondría «la desaparición del 80% de la parroquia, ya que los únicos núcleos que se salvan son el de la iglesia, el del centro social y otra zona muy pequeña en Melendrera», indica Eusebio Ortega, presidente de la asociación de vecinos.

La historia del colectivo vecinal ha estado irremediablemente asociada al desarrollo de la ZALIA desde que se fundara en 2004 a raíz de una escisión en la asociación vecinal Monteareo, que agrupaba a las parroquias de Montiana y San Andrés de los Tacones. «El Plan General de 2003 establecía una zona industrial en toda la parroquia. Al ver que Monteareo abandonaba a los vecinos de San Andrés, decidimos fundar una asociación vecinal para defender nuestros intereses y evitar que nos destrozaran toda la parroquia con las expropiaciones», explica Ortega. En un primer momento las denuncias de los vecinos surtieron efecto al lograr la retirada de la ZALIA del PGO, pero el proyecto se volvió a retomar al incluirlo la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras en un plan especial.

Desde entonces, los vecinos de San Andrés están inmersos en una vorágine de denuncias y alegaciones presentadas en instituciones regionales, nacionales y europeas con el objetivo de garantizar los derechos de los residentes de la parroquia una vez puesta en marcha la ZALIA. El último revés para el colectivo vecinal ha sido la desestimación por parte de la Comisión Europea de la inclusión de una evaluación de impacto sobre el medio ambiente en el proyecto de la ZALIA. Y todavía se encuentran a la espera de la resolución de dos recursos contecioso-administrativos y la contestación de la CUOTA a las alegaciones presentadas contra la tasación del suelo expropiado para la ZALIA.

«Los vecinos están intranquilos porque no saben si pueden hacer arreglos en las casas ya que todavía no se sabe cuándo va a comenzar la primera fase de la ZALIA», apunta el portavoz vecinal. Y añade: «La ZALIA siempre fue opaca. Nunca quisieron decir qué se va a hacer ni cuándo, ya que dijeron que la primera fase iba a comenzar el año pasado y ahora dicen que va a empezar a finales de este año. Así que es normal que estemos muy preocupados».

Daños colaterales
Aunque todavía no es material, la incidencia e influencia de la ZALIA en San Andrés de los Tacones es palpable. Buena muestra de ello fueron los asaltos hace medio año a las viviendas de la parroquia, principalmente las expropiadas por la ZALIA, aunque también afectaron a casas particulares. «El problema no era que desvalijaran las casas vacías de la ZALIA sino que también asaltaran otras viviendas, lo que generó inseguridad en el pueblo», afirman los vecinos, al tiempo que agradecen la colaboración de la Guardia Civil.

El colectivo vecinal apostilla que la llegada del polígono industrial a la parroquia ha relajado las obligaciones del Ayuntamiento, sobre todo en lo que se refiere al mantenimiento de los caminos. «Llevamos bastantes años peleando por el arreglo de los principales caminos, pero el Ayuntamiento dice que no merece la pena y nos emplaza a esperar la construcción de la ZALIA. Hasta entonces, los que tenemos que aguantar somos nosotros», comentan los vecinos. Y sentencian: «Lo mínimo que podrían hacer es arreglarlos, aunque sólo fuera para compensarnos».

En cambio, los vecinos de San Andrés se muestran satisfechos con los trabajos menores llevados a cabo en la parroquia, como la limpieza de cunetas o el rebacheo de los caminos, «pero siempre hasta un límite: el que pone el Ayuntamiento».
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios


SUBE AQUI TUS FOTOS FAVORITAS
DE TU BARRIO O PARROQUIA DE GIJON


ATENCION: Si encuentras cualquier problema envíanos un email para ayudarte a subir las fotos

VER TODAS LAS FOTOS



 

Selecciona una categoría para ver los eventos programados

Mapa callejero de Gijón »

Ampliar mapa callejero de Gijón

Selecciona un barrio de Gijón para ver el su mapa callejero ampliado

El Tiempo en Gijon

19-13

Llovizna