Asociación de vecinos San Jorge

Santurio. Una aldea a cinco minutos de Gijón

La tranquilidad y el sosiego inundan Santurio, una de las pocas parroquias que resiste a la urbanización de la zona rural del concejo

NOTICIA DE JESÚS ESCUDERO25/03/2010
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Santurio. Una aldea a cinco minutos de Gijón

Por la izquierda, Mina Fernández, Rosi Carcedo, José Luis Pérez (presidente), Loli Lorenzo y Luis Rubiera charlan durante una de las numerosas caminatas que la asociación de vecinos San Jorge organiza por los alrededores de Gijón. :: ÁLEX PIÑA

La tranquilidad es la tónica general en la parroquia de Santurio. No hay ningún ruido; sólo el sonido de las hojas de los árboles al moverse con el viento y el canto de los pájaros.

Apenas hay tránsito de coches; el imprescindible para desplazarse al centro de Gijón por la carretera general, que no deja de ser un camino asfaltado bastante ancho. No existe ninguna industria, ya que la única actividad es la agrícola y la ganadera. Aquí los vecinos viven ajenos al trajín de la ciudad. Con todo ello, no es de extrañar que los parroquianos se consideren «la aldea más cercana a Gijón» ya que las otras parroquias con los mismos elementos de Santurio -Fano, Baldornón, Ruedes- se encuentran a diez kilómetros de distancia de la ciudad. «Hay que darse cuenta de que se siguen viendo vacas a cuatro kilómetros de El Molinón», apunta el presidente de la asociación de vecinos San Jorge, José Luis Pérez Pérez.

El caso del portavoz vecinal representa la llegada de nuevos vecinos a la parroquia con el único objetivo de alejarse del mundanal ruido. «Antes de venir a vivir a Santurio yo era urbanita, pero el cambio fue completo. Aquí tenemos dos ventajas muy importantes: la tranquilidad de vivir en una aldea y estar muy cerca de Gijón», subraya Pérez.

No obstante, Santurio es de las pocas parroquias del concejo que todavía no ha recibido la llegada masiva de nuevos residentes -sólo hay «un par de urbanizaciones en donde la gente es un poco más independiente»-, lo que le ha permitido conservar su carácter rural y, sobre todo, mantener constante el número de habitantes, «de ahí que nos conozcamos todos los vecinos». No es para menos: Santurio es la sexta parroquia con menos población del concejo, con apenas 250 habitantes, sólo por detrás de Fano, Poago, Baldornón, San Andrés de los Tacones y Ruedes.

Demandas conseguidas
La escasa población de la parroquia no fue óbice para que en diciembre de 1982 se fundara la asociación de vecinos San Jorge, uno de los primeros colectivos vecinales constituidos en la zona rural del concejo. Entre las primeras reivindicaciones, la asociación plantea al Ayuntamiento el problema de falta de señalización viaria en la parroquia y pide una aclaración ante la negativa de instalar puntos de luz en el exterior de la escuela. Después llegarían las reclamaciones para la eliminación de los basureros ilegales, el uso de las antiguas escuelas como centro social o la mejora de la carretera del Cotarón.

Casi treinta años después, los logros de la asociación de vecinos de Santurio saltan a la vista: todos los caminos de la parroquia están asfaltados e iluminados, las antiguas escuelas hacen hoy las veces de centro social, tienen un servicio regular de transporte para ir al centro de Gijón, van a empezar los trabajos de la segunda fase de saneamiento a cargo de la EMA y hasta disponen de una conexión inalámbrica de internet con cobertura en toda la parroquia. Aunque los vecinos quieren más, sobre todo en el ámbito de las nuevas tecnologías. «Nos gustaría tener una línea de internet más completa, como una línea de cable, con el que puedes contratar además televisión y teléfono», sugiere José Luis Pérez.

La importancia de la sidra
Aunque Santurio ganó mucho con estas mejoras y cambios, otras tantas se fueron perdiendo como el destacado papel que tenía la parroquia hasta mediados del siglo pasado en la producción de sidra del concejo. De hecho, era tal la cantidad de caldo de manzana que producían los llagares de Santurio que la parroquia contribuía cada año con una pipa de sidra a las arcas municipales, ya que antiguamente cada parroquia aportaba sus productos más representativos. «Antes Santurio era una productora de sidra, porque aparte de los grandes productores había caserías con llagares. Ahora pasamos de ser productores a consumidores por los merenderos que se abrieron», constata Pérez.

Santurio también destaca por mantener la cultura tradicional y etnográfica, especialmente en lo que se refiere a paneras y hórreos. El colectivo vecinal quiere ahora extender este apartado con la recuperación de los antiguos artilugios de labranza que todavía hay en la parroquia.
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios


SUBE AQUI TUS FOTOS FAVORITAS
DE TU BARRIO O PARROQUIA DE GIJON


ATENCION: Si encuentras cualquier problema envíanos un email para ayudarte a subir las fotos

VER TODAS LAS FOTOS



 

Selecciona una categoría para ver los eventos programados

Mapa callejero de Gijón »

Ampliar mapa callejero de Gijón

Selecciona un barrio de Gijón para ver el su mapa callejero ampliado

El Tiempo en Gijon

19-10

Nuboso